¿Con qué canción debería entrar a mi boda?

Ubícate en ese día tan esperado.

Llegas al lugar donde ocurrirá la ceremonia: sea católica, civil, cristiana o simbólica. Cualquiera de éstas (u otras, según las creencias de los dos).

No has bajado del carro y estás llena de nervios.

 

Caminas hacia el lugar y a la distancia ves a tu futuro esposo. Esperándote, sonriéndote, siguiéndote con la mirada.

Te acercas, pasas la puerta y…  Tienes tres opciones: silencio…música…o LA MÚSICA, en vivo mientras caminas al altar.

 

Los matrimonios tienen muchos espacios para la música, pero sin duda la entrada de la novia es uno de los momentos que hay que resaltar.

 

Hay algunas opciones clásicas, como la ‘Marcha nupcial’ y el ‘Canon Pachelbel’.

Otras más contemporáneas, como ‘A thousand years’ o ‘Por ti volaré’.

Unas poco comunes como ‘I am yours’, ‘All of me’ o ‘Thinking out loud’.

Y otras únicas, por ser creaciones de artistas que decidieron componer canciones para ese momento especial, como: ‘Me llegaré’ -de Chabuca Granda-.

 

A la hora de seleccionar la canción de entrada y el resto del repertorio, lo más importante es: LO QUE LA PAREJA QUIERE.

Esto incluye: gustos, tipo de celebración, estilo de matrimonio, historia personal, etc.

 

Siéntate con tu pareja y hablen sobre lo que realmente desean: tipo de música e instrumentos, tipo de canciones y otros puntos importantes para ambos.

 

Una vez tengan claro qué desean, seleccionen el grupo o la banda musical.

Hablen con ellos, exprésenles su idea general sobre la boda y especialmente sus expectativas frente a la música.

Cuéntenles sobre las canciones infaltables para ese momento y reciban sus recomendaciones.

 

¡Ah! y aprovechen otros momentos de la ceremonia.
La entrada del novio y la salida de la pareja, pueden ser también ocasiones perfectas para resaltar, porque en una boda, todo momento es especial.